Evaluación

Instrumentos utilizados para evaluar las actitudes sexistas explícitas

Incluye dos escalas, cada una de las cuales mide aspectos diferentes de dichas actitudes, que se complementan:

Escala EVAMVE

Para medir actitudes explícitas machistas, de violencia y de estereotipos de género. Esta escala fue diseñada y validada en febrero de 2018 por Marchal Torralbo et al 1, y contaba con un coeficiente de alfa de Cronbach de 0,878 (coeficiente que sirve para medir la fiabilidad de una escala).

Escala EARG

Para valorar actitudes explícitas de rol de género, diseñada y validada en julio de 2014 por García Cueto et al 2, y contaba con un coeficiente de alfa Cronbach de 0,99.

Ambas escalas constan de 20 ítems. Cada ítem se evalúa en una escala tipo Likert de 5 puntos, que oscila desde total desacuerdo (1) a total acuerdo (5), con un valor central neutro. La puntuación final de la escala se obtiene sumando los valores de cada ítem, de manera que cuanto más alta es la puntuación, mayores son las actitudes sexistas explícitas.

Instrumentos utilizados para evaluar las actitudes sexistas implícitas

La medición de las actitudes sexistas implícitas permite una evaluación del sexismo menos influenciada por mecanismos de control externo y más difícil de corregir o ajustar a las expectativas sociales 3. Utilizamos para ello un breve relato sobre una interacción entre dos adolescentes, con un componente de violencia de género y de abuso sexual. En el mismo, un chico fuerza una relación sexual no deseada, y una chica adopta una actitud pasiva.

Después de leer el relato, los alumnos debían responder a dos preguntas para valorar el comportamiento por separado de los personajes hombre y mujer, marcando en una escala tipo Likert de 10 puntos, dónde 1 punto es que consideran que el comportamiento del personaje es totalmente incorrecto, y 10 puntos es que consideran que el comportamiento del personaje es totalmente correcto.

En el caso de la valoración del comportamiento del chico a mayor puntuación (a mayor acuerdo con la conducta agresiva), y en el caso de la mujer a menor puntuación (a menor acuerdo con el comportamiento pasivo que adopta la víctima), indicarían una mayor actitud implícita sexista.

BIBLIOGRAFÍA

1. Marchal Torralbo, A.M.; Brando Garrido, C.; Montes Hidalgo, J.; Tomás Sábado, J. Diseño y validación de un instrumento para medir actitudes machistas, violencia y estereotipos en adolescentes. Metas Enferm. 2018, 21, 11–18. Disponible en: https://www.enfermeria21.com/revistas/metas/articulo/81206/

2. García Cueto, E.; Rodríguez Díaz, F.J.; Bringas Molleda, C.; López Cepero, J.; Paíno Quesada, S.; Rodríguez Franco, L. Development of the Gender Role Attitudes Scale (GRAS) amongst young Spanish people. Int. J. Clin. Health Psychol. 2015, 15, 61–68. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1697260014000593?via%3Dihub

3. Cárdenas, M.; González, C.; Calderón, C.; Lin Lay, S. Medidas Explícitas e Implícitas de las Actitudes hacia las mujeres. R. Interam. Psicol. 2009; 43, 541-546. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=28412903013